sábado, 16 de julio de 2011

Homenaje a Facundo Cabral por @LeoncioLandaezo

El Carabobeño 16/7/11
Ab Imo Pectore/ Leoncio Landaez O.
Facundo Cabral nació en La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 22 de mayo de 1937, y murió, fue asesinado la madrugada del 9 de julio del 2011 camino al aeropuerto La Aurora de la capital de Guatemala. Pero no voy a escribir sobre su biografía, más bien quiero citar algunas de sus cosas, que lo hicieron llegar al corazón de muchas personas, que hoy lamentamos profundamente su partida. Sin embargo, es necesario decir que, grabó en nueve idiomas con cantantes de la talla de Alberto Cortez, Julio Iglesias, Pedro Vargas y Neil Diamond, entre otros, que fue influenciado en lo espiritual por Jesús, Gandhi y La Madre Teresa de Calcuta, en literatura por Jorge Luis Borges y Walt Whitman, y que su carrera como cantautor tomó el rumbo de la crítica social, sin abandonar su habitual sentido del humor... En Twitter escribí: "Colapsó Twitter con la muerte del poeta Facundo Cabral. Se plenará el Infierno de sus asesinos y de tantos delincuentes irredentos. Perdóname Señor". Fue un trovador que entre la espiritualidad y la protesta le cantó a la vida. En una oportunidad señaló que él era un agitador espiritual. No existe en la historia de la actuación, un personaje con tantas anécdotas, reflexiones y máximas como el trovador argentino. Por falta de espacio, sólo citaré algunas que se han quedado en mi mente desde hace muchos años. "Los pendejos son peligrosísimos, porque son mayoría y escogen presidentes. Las cosas andan tal mal en mi país, que si mi mujer se llega a ir con otro, yo me voy con ellos. Yo fui socialista, hasta que el capitalismo me sacó del error. Bienaventurado el que no cambia el sueño de su vida por el pan de cada día. Hoy es un nuevo día para empezar de nuevo, para buscar el ángel que te crece los sueños, para cantar, para reír, para volver a ser feliz". De una de sus mejores creaciones, "No estás deprimido, estás distraído" puede extraerse este párrafo: "Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perugia, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman; la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven, y las pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velásquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas". Y quizás como decías casi siempre al concluir tus actuaciones: "Una pregunta en el aire y una respuesta en el alma... esas cosas dejaré el día que yo me vaya". Maestro, nos dejaste la pregunta y la respuesta. La pregunta: ¨Por qué tuvo que pasar? La respuesta: Tu alma ya está con el Señor. Que en paz descanses, poeta. Cerrado el espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada