miércoles, 7 de diciembre de 2016

Compromiso ciudadano debe ser pasar por encima de la MUD y el PSUV

Pablo Aure: El verdadero compromiso ciudadano debe ser pasar por encima de la MUD y del PSUV

Valencia, 7 de diciembre de 2016/Especial. Pablo Aure, dirigente político independiente, se refirió este miércoles al anuncio hecho por el enviado del Vaticano, Claudio María Celli, quien informó que la próxima reunión del diálogo será el 13 de enero de 2017. 
“Ya hemos superado toda capacidad de asombro en torno al bochornoso acto de rendición de la MUD frente al PSUV que ha significado el mal llamado diálogo, los ciudadanos de Venezuela le dieron a la MUD la mayoría calificada en la AN, y ellos no solamente la desperdiciaron, sino que la usaron para traicionar a todos quienes, con esperanza de cambio, los apoyaron, y eso es imperdonable”, aseguró. 
En este sentido, continuó “Por eso hoy, luego de escucharse que la próxima reunión del diálogo sin resultados, sin garantías, en fin, sin el más mínimo respeto al dolor de los venezolanos, que hoy sufren para conseguir lo más básico, desde leche para los recién nacidos, hasta medicina para los más ancianos, será el 13 de enero del próximo año, no podemos decir otra cosa que, el verdadero compromiso ciudadano debe ser pasar por encima de la MUD y el PSUV para rescatar a nuestro país”. 
El dirigente político calificó de burla la posición de Chúo Torrealba, secretario de la MUD, quien aseguró que la reunión del diálogo del pasado martes, había sido un éxito de la doble presión de la MUD y el Vaticano. 
“Entonces ayer, como el más absoluto acto de burla, vemos a Chúo Torrealba diciendo que el resultado del diálogo había sido éxito de la “doble presión” MUD-Vaticano;  y nos preguntamos, ¿de qué éxito habla este señor? ¿Será el éxito para los jerarcas de la MUD y el PSUV que tendrán sus vacaciones navideñas tranquilas? Y mientras tanto, el 90% de la población hundida en la más cruda pobreza, en la más grosera desesperanza de ver a los jóvenes irse del país como indigentes, si es que acaso les alcanza el dinero para comprar un pasaje, sin duda, hoy a todos los venezolanos nos une la indignación”, concluyó.

domingo, 4 de diciembre de 2016

El sucio negocio del gobierno y de la MUD

¡Hasta cuándo!
El sucio negocio del gobierno y de la MUD
@pabloaure
La MUD capituló con el enemigo. No esperemos que suceda nada distinto a lo que ha venido ocurriendo. Basta de sorprendernos. Esto es lo que hay, y punto. Nada cambiará si todos no nos involucramos. Los partidos, o los dirigentes del estatus, apuestan a sus reacomodos, que no son los mismos que los reacomodos de los ciudadanos. Ellos juegan “al cuide”. Los voceros mediáticos opositores planifican su futuro, sus ingresos y puestos en eventuales elecciones. Quizás están negociando tal o cual gobernación o alcaldía. O pactan para que la dictadura no los inhabilite o encarcele.
No quieren hablar claro porque abrirían las puertas a nuevos actores. Ellos, los que se sentaron a negociar, saben que fueron descubiertos en sus maniobras. Poco duró el engaño. Los hicieron renunciar a todo, a cambio de nada. El régimen los destrozó bajo la mirada complaciente, silenciosa y, por qué no decirlo, cómplice, de los organismos internacionales y del tristemente acompañamiento de El Vaticano. No podemos negarlo. El régimen recibió una sobredosis de oxígeno, mientras que esos negociadores, que supuestamente representaban a la oposición, quedaron al descubierto.
Marionetas del diálogo.-
La MUD entregó los diputados del Amazonas, bajaron la cabeza y sin lograr absolutamente nada. Dejaron a los presos políticos en las mazmorras del régimen. Los  vacilaron con el tema del referéndum para 2016, y ni se les ocurra seguir insistiendo en el juicio político a Nicolás Maduro por abandono del cargo. La MUD no fue por lana pero salió trasquilada. Ellos sabían que nada de eso lograrían, pero accedieron a sentarse y enfriar las calles a cambio de algo que no han dicho. A esa mesa de negociación acudieron  títeres de un lado y del otro ¿Por qué no decirlo? Gobiernos extranjeros deciden sobre el hambre del venezolano. En Cuba se negoció el acuerdo de la FARC con Colombia, pero con el visto bueno de EEUU. No es mentira que las diligencias sobre la “paz” en Colombia comenzaron con un impulso desde El Vaticano. De hecho, en el referéndum que ganó el “No”, desde Papa Francisco, hasta el más disimulado de los organismos internacionales, hicieron campaña por el “Sí”. Pero perdieron. En ese paquete metieron a Venezuela garantizando la permanencia de Maduro a cambio de  que la FARC se sintiera segura de tener como aliviadero el territorio venezolano; esto es, seguir con sus fechorías, no desde Colombia, sino desde Venezuela.
La paz en la mira del cañón.-
Hasta la saciedad nos repiten “diálogo o muerte”. Esto es o dialogamos o nos matamos. Vaya equivocación de la MUD aceptar esa premisa como válida. La frase correcta es o dialogamos o “nos” matan. Reconozcan que estamos bajo amenaza del régimen; que estamos sometidos y que a juro aceptemos sus condiciones. Los supuestos “líderes” que se han sentado a capitular, porque me resisto a pensar que hubo diálogo, entregaron la  calle para “garantizar” gobernabilidad. Esos negociadores no representan los ideales libertarios, sino los ideales de los esclavos que aceptan vivir sometidos.
No pretendo que estas líneas sean interpretadas como un reto a la desobediencia o un insulto hacia los negociadores. Nada de eso. Lo que quiero resaltar es que aquí con ese chantaje de “dialogar o morir” no podemos seguir. La calle es la que debe hablar, y si hay muertos que el mundo sepa que fue el régimen quien los asesinó. A la calle se sale a protestar no a matar.
El dirigente opositor que no entienda esto, que se ponga las pantuflas y vea los toros desde lejos.
En algún momento volverá el tiempo de negociar, o de pactar. Pero, no la permanencia de Maduro en el poder, sino su salida. Ese momento lo tendremos cuando las calles se abarroten de ciudadanos protestando y exigiendo la renuncia. Desde luego, habrá que asumir riesgos. Por eso estas personas que hoy están pensando en candidaturas a gobernaciones o a alcaldías sobran en estas luchas. Porque de lo que están pendientes es de evitar una inhabilitación antes de pensar en la liberación del país.
Nuevo año nuevos liderazgos.-
Basta de los mismos, basta de los engaños. Nadie quiere lo que tenemos, pero tampoco lo que teníamos. Chávez llegó por algo, y ni pensar que los que hoy se presentan como sustitutos de este modelo que ha arruinado al país, son distintos. Muchos son tan corruptos como los que procuran desplazar. Podemos hablar de alcaldías oficialistas u opositoras. En muchas ha habido desfalcos. Con ver la lista de contratistas, las obras ejecutadas, o las prioridades de esas administraciones municipales, es suficiente para decir que tanto las “maduristas” como las opositoras son iguales de bandidas. Son de la misma ralea.
Por tal razón, es imperioso que surja un nuevo liderazgo, sin ataduras con la casta malandra que hoy gobierna a Venezuela. Esos que hoy dicen que no les tiren piedras a la MUD, que es el mejor logro que hemos tenido en los últimos años, les contesto, que no son piedras las que les tiramos, sino palabras cargadas de verdades. El triunfo del 6D lo obtuvimos a pesar de la MUD. La gente no votó por los candidatos sino por una esperanza de cambio. Cambio que no se ha materializado porque ha faltado arrojo en la ejecución de sus decisiones, porque la Asamblea Nacional se ha dejado chantajear por los fusiles. Amigos, en las luchas  contra las dictaduras no se juega a muñecas. Las acciones son duras e inteligentes. No elegimos diputados para que guabinearan, ni mucho menos estuvieran pendientes de los negocitos. Se votó por un cambio. No para que fueran a quejarse de lo “maluco” que es el régimen, como si los hubiese sorprendido que en los alrededores de la AN siempre hay malvivientes apadrinados y financiados por el “madurismo” para que les hagan la vida imposible. Para eso no se hubiesen lanzado a diputados.
2017 debe ser el año de los retos, de la verdad frente a la mentira. Un año que, a pesar de lo duro que se vislumbra, tiene que ser de esperanza. En Venezuela hay ciudadanos dispuestos a luchar, pero no para ser sacrificados en beneficio de los vivarachos rojos u opositores. Nada de eso. Hay ciudadanos comprometidos con la transformación del país. Apuestan a Venezuela y a ellos debemos acompañar. No me calo más a la MUD. Ellos ni me representan, ni representan los anhelos nacionales. Mientras ellos buscan un cambur, nosotros batallamos por la liberación nacional. Ese es nuestro Compromiso Ciudadano.
Pablo Aure


domingo, 27 de noviembre de 2016

Murió el tirano, y sigue la tiranía

¡Hasta cuándo!
Murió el tirano, y sigue la tiranía
@pabloaure
Imposible no comenzar esta columna semanal con el anuncio oficial de la muerte del tirano del Caribe. Por fin no es rumor sino que de la mismísima boca de su hermano Raúl el mundo se enteró del fallecimiento de Fidel Castro. Algunos lloran su muerte y otros tantos la festejan. No me alegra ni mucho menos me entristece. Lo cierto es que Fidel Castro le hizo demasiado daño a los cubanos. El que era un alegre país lo sumió en la más profunda miseria y desolación. Fidel fue un dictador inclemente, que llevó al paredón a miles de compatriotas, que ordenó la desaparición de otros miles. Más de dos millones de cubanos tuvieron que emigrar huyendo de ese genocidio. No conforme con su cruel conducta dentro de su país, exportó su odio a muchas otras naciones. Venezuela fue víctima de ese odio. Fidel fue un legendario criminal al que no se le aguaba el ojo para sus ejecutorias. Hay testimonios fotográficos donde aparece él junto a su hermano Raúl vendándole los ojos a un campesino que iba a ser fusilado. Por eso, si a mí me correspondiera hacer un epitafio sobre su tumba o en el lugar donde esparcirían sus cenizas, pondría lo siguiente “Aquí yace un criminal que durante toda su vida se dedicó a hacer el mal” ¡Murió el tirano, y queda la tiranía!
¿El Papa lo absolvería?
S.S. el Papa Francisco envió el siguiente telegrama a Raúl Castro: "Al recibir la triste noticia del fallecimiento de su querido hermano, el excelentísimo señor Fidel Alejandro Castro Ruz, expresidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba, expreso mis sentimientos de pesar a vuestra excelencia". Entiendo que es un deber cristiano perdonar a los que nos ofenden y rezar por el descanso de los muertos, pero, de allí, a calificar a ese tirano de excelentísimo hay mucho trecho. Cómo olvidar que Fidel Castro ordenó torturar y expulsar en el año 1961 a monseñor Eduardo Boza Masvidal obispo cubano. Recomiendo seguir la cuenta del Padre Palmar (@PadreJosePalmar) para mayores datos sobre lo que hizo Castro con la Iglesia católica. Pues bien, no sé si SS el Papa le habló a Fidel de la encíclica Rerum novarum, documento fundamental para los católicos. Recordemos que esa fue la respuesta de la iglesia católica al manifiesto comunista, el Papa León XIII desarrolló en esa encíclica la doctrina social de la iglesia, donde se explica muy bien el derecho a la libertad privada; no sé tampoco si SS el Papa Francisco lo confesó y le dio la comunión, pero de lo que sí estoy seguro es de que la historia no lo absolverá, sino por el contrario lo condenará. Su legado está en los cementerios, deambulando por las calles solitarias de la otrora nación alegre, y millones están en el exilio. Cualquiera que no haya leído la historia y se detenga a escuchar los discursos de Fidel Castro refiriéndose a los pobres y a los campesinos, sin dudas quedará abrumado. Pero los únicos pobres que salieron de la pobreza con el “castrocomunismo” fueron los líderes del partido, los militares de alto rango, y los familiares de todos ellos. Lo mismo pudiéramos aplicarlo acá en la Venezuela de los últimos diecisiete (17) años.
Esquizofrenia opositora.-
Quizá el término esquizofrenia suena un tanto duro pero pienso que es el adecuado para alguien que demuestra pérdida del contacto con la realidad. Eso parece sucederle al grueso sector de quienes dirigen la vocería opositora. En efecto, prefiero pensar en que padecen de una especie de esquizofrenia y que espero sea temporal antes que imaginar que están sufriendo del “síndrome de Estocolmo” que la doctrina lo conceptualiza como aquel “trastorno psicológico temporal que aparece en la persona que ha sido secuestrada y que consiste en mostrarse comprensivo y benevolente con la conducta de los secuestradores e identificarse progresivamente con sus ideas, ya sea durante el secuestro o tras ser liberada”
Aquí en Venezuela pudiéramos entonces estar entre estas dos hipótesis. Tengo otra adicional, pero implicaría que los negociadores actúan de mala fe para proteger o procurarse  intereses particulares.
Refirámonos entonces a la esquizofrenia. Un dirigente, un líder que haga algo distinto a lo que la realidad le impone tiene que ser esquizofrénico. Difícil pensar que no vean lo que la mayoría observa. Estaba cantado que el diálogo era para oxigenar a Nicolás Maduro, y sin embargo accedieron a sentarse y lo que es peor a llegar a acuerdos leoninos. Renunciar a todo a cambio de nada. Se sentaron sin fecha para el revocatorio en 2016, que era una exigencia de honor, sin liberar a los presos políticos que era otra, separar a los diputados de Amazonas y engavetar la Carta Democrática. Díganme si aceptar eso es un asunto de alguien que escucha o ve lo que exige el clamor popular. Pues bien, la inmensa mayoría estuvo en desacuerdo con el acuerdo (valga el juego de palabras). Se enfrió la calle, se descalificaron como dirigentes y se transmitió un mensaje de desesperanza.
Entiendo muy bien que otro camino es riesgoso pero es un camino que nos conduce a otra parte. Mientras que el escogido por los negociadores, no nos llevará a ningún lado; esto para contestar a quienes preguntan ¿y qué querían que hiciéramos?
Tengo la certeza de que en los próximos meses emergerán nuevos voceros y de que líderes distintos  sabrán interpretar y conducir el sentimiento popular. No crean que salir de esto será fácil, pero de lo que no tengo ninguna duda es que si la salida es pactada, a esa mesa de negociaciones no se puede ir sin antes presionar suficientemente al tirano. Eso se logrará en la calle con todos los riesgos que amerite. Lamentablemente que por los resultados de las negociaciones que acabamos de sufrir  los presionados parecían ser los opositores en lugar del régimen. El régimen negoció la salida de la oposición y no al revés. En consecuencia de no hablar claro los voceros opositores que se sentaron a dialogar quedará a la imaginación de los ciudadanos, cuál fue la causa de haber hecho lo que hicieron. ¿Se entregaron a cambio de nada? ¿Los engañaron?  
Pablo Aure


viernes, 25 de noviembre de 2016

Unidad democrática no puede comulgar con comparsas praparadas por el régimen

Pablo Aure: La Unidad democrática no puede comulgar con comparsas preparadas por el régimen

Pablo Aure, dirigente político independiente, criticó este viernes la posición adoptada por la Mesa de la Unidad Democrática en relación al diálogo con representantes del gobierno de Nicolás Maduro. “De ahora en adelante, la prolongación de la agonía de los venezolanos, de la miseria que viven nuestros niños y ancianos, de la decadencia en los más amplios sectores, desde el sector salud hasta el de educación, será responsabilidad del régimen y de la MUD, porque juntos se han puesto de acuerdo en una mesa de diálogo que no favorece a ningún ciudadano decente del país, por el contrario, solo se apega a los intereses de las cúpulas de ambos lados”, aseguró. 

Ante ese señalamiento, Aure continuó “La Unidad no puede comulgar con comparsas preparadas por el régimen, ni con pactos que traicionen a la mayoría del país que desea un cambio urgente. Los ciudadanos están cansados de tanta demagogia en ambos sectores, especialmente de  quienes creen que en nombre de la oposición hipotecarán el futuro de los venezolanos al negociar la estabilidad del régimen. El 2017 será el año de los nuevos liderazgos”. Advirtiendo lo siguiente “Desgraciadamente hay quienes ven la política para satisfacer su ego o para lucrarse haciendo negocios a través de ella, olvidando que la política es un apostolado para servir al ciudadano”.

En este sentido, el dirigente político resaltó la existencia de censura dentro de la MUD.  “No tengo la menor duda que emergerán sinceros ciudadanos que darán la cara por la ciudad, por el estado y por el país. Basta de medias tintas. La política debe estar en manos de gente sería con un discurso coherente, cuestión que hasta ahora no han demostrado quienes en nombre de una coalición electoral (MUD) han pretendido hacer ver que son los acreedores de la Unidad, pero de una Unidad censurada, donde el chantaje de calificar al disidente de “antipolitico”,  “cooperante” o “radical”, criminalizan su opinión, y eso es inaceptable de acuerdo a los valores de la democracia”. 


Por último, Pablo Aure dijo “La Unidad no se construye negociando parcelas de poder. La UNIDAD la conseguiremos cuando desalojemos del poder a quienes se han valido de él para sus fines particulares –entre ellos el narcotráfico- traicionando los anhelos ciudadanos. Aquí no distingo entre oficialistas y "opositores", pues en ambos sectores hay personas nefastas que deben ser dejadas de lado, y esa postura debe partir de un verdadero COMPROMISO CIUDADANO, de personas que con coraje y dignidad en Valencia,  Carabobo y Venezuela pululan, pero lo  único que les ha faltado es organización”.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Rebelión universitaria

¡Hasta cuándo!
Rebelión universitaria
@pabloaure
Esta semana se conmemora el día del estudiante. En Venezuela se escogió el 21 de noviembre porque en el año 1957 los estudiantes comenzaron una verdadera actividad que dio al traste con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Ese día hubo volanteos e iniciaron una huelga contra la tiranía. En casi todos los países del mundo se conmemora el día del estudiante, aunque no en todos se celebra en la misma fecha.  
En la década de los cincuenta, acá en Venezuela hubo muchos desaparecidos, torturados y encarcelados. Innumerables dirigentes políticos estaban en la clandestinidad, las casas de estudio eran espacios para el debate y la conspiración. Las detenciones de aquella época no crean que eran más que las que se producen en la actualidad, el asunto es que en esa dictadura los DDHH tenían menos connotación mundial que la que tienen hoy, y sin embargo, Maduro disfraza las detenciones con juicios amañados (como lo hacía Hitler), para esos fines tiene un contingente de fiscales y de jueces para fabricar cualquier adefesio jurídico y, de esa manera arrojar a jóvenes y adultos, sin importar la edad, a las mazmorras. Aunque hoy no existe aquella tenebrosa “Guasina” donde mandaban a los políticos que para el régimen eran peligrosos porque tenían un verbo encendido y suficiente arrojo para enfrentarse a la tiranía. El autócrata de moda, o sea, Maduro y sus secuaces, dispone de un abanico de prisiones ubicadas en diferentes localidades. Desde La Tumba, pasando por El Helicoide, Ramo Verde o la que está en boga y le encanta a Diosdado Cabello, me refiero a la 26 de julio (en honor al ejército de irregulares cubanos) situada en el estado Guárico son los calabozos con que el régimen suele amenazar a los disidentes.  
A pesar de lo cruento de los momentos vividos en la década de los cincuenta, los estudiantes se atrevieron a desafiar al tirano, como cientos de veces lo han hecho en el mundo y especialmente acá en Venezuela contra todos los gobiernos. No solo lo hicieron contra los de la Cuarta sino que también lo han hecho contra los de la Quinta, por ejemplo con Chávez se alzaron e impidieron que se reformara la Constitución o que entrara en vigencia una ley de Educación Superior que secuestraba bajo el manto de la legalidad la autonomía universitaria.
¿Dónde están los estudiantes?
Esa pregunta me la repiten a cada rato como a la espera de una rebelión universitaria. A quienes me hacen esa pregunta, les contesto: ¿dónde estamos los profesores que debemos acompañarlos? En efecto. Esto no es asunto de aupar solamente a los estudiantes, que en definitiva son los más corajudos; la cuestión consiste en involucrarnos junto a ellos para conquistar la liberación de nuestro país. El desgano es generalizado. Aquí no distingo entre ningún miembro de la Universidad, sea estudiante o profesor; empleado u obrero. O reaccionamos todos o veremos cómo sucumben frente a nosotros las casas de estudios y con ellas, créanlo, que también sucumbirá el país.
La Universidad el último bastión de la democracia.-
No podemos perder la fe en nuestras universidades, aprovechemos al máximo sus espacios para darle rienda suelta a los sueños de libertad; para enarbolar la bandera de la patria libre. Somos los universitarios los llamados a reconstruir el país. Somos cientos de miles quienes todos los días compartimos en las aulas de clases y en los pasillos universitarios. Basta de miedos. Sacudamos la apatía. ¡Es ahora o nunca!
El país se nos cae mientras esperamos a un salvador de la MUD o de los cuarteles. No esperemos a nadie. Los líderes están en los salones, en los autobuses, en el comedor, en los laboratorios. Hay que entenderlo desde ya: ¡la salvación está en nuestras manos, lo único que nos ha faltado es la voluntad!
Les pido compañeros y amigos que: hoy cuando lleguemos a la Universidad, reflexionemos con nuestros compañeros, alumnos y profesores. Analicemos la situación, evaluemos cuál es el camino que llevamos y busquemos la solución. Mirémonos con sentido crítico; observemos los laboratorios, entendamos que la Universidad no le asignan recursos para reparar los aíres acondicionados, reparar las luminarias, contar con buenas y serias empresas de vigilancia, para colocar cámaras de seguridad, para tener más y mejores rutas de transporte. Fijémonos en los paisajes enmontados, y en fin, pensemos en el estado de deterioro de nuestras casas de estudio. No tenemos ni siquiera  como comprar o reponer los microscopios, los aparato de video beam, comprar cuestiones elementales como los reactivos para los laboratorios o materiales para la Facultad de Odontología. Amigos: literalmente nuestras universidades se mantienen abiertas gracias al sacrificio de sus trabajadores, porque como ustedes también lo saben y lo sufren, todo el personal que labora en la Universidad recibe salarios de hambre. No hay distinción, todos cobran menos de lo que cuesta la canasta básica. Examinemos el presupuesto destinado a la docencia o a la investigación y comparémoslo con el que dilapidan en chatarras militares. Si queremos ser más acucioso investiguemos los miles de millones de dólares que están depositados en cuentas del exterior pertenecientes a “revolucionarios” que hasta hace menos de 15 años eran pobres de solemnidad.
Busquemos a un profesor de economía que en la Universidad de Carabobo tenemos brillantes docentes, para que nos explique sobre las políticas económicas, revisemos lo que ha recibido la nación por renta petrolera, demos un vistazo a los índices inflacionarios o a los niveles de desabastecimiento, al disminuido sistema de salud pública otrora orgullo de los venezolanos. Indaguemos con algunos de nuestros magníficos ingenieros qué es lo que pasa con el sector eléctrico. Para estas respuestas, no pensemos en Chávez o en Maduro, en el PSUV o en la MUD, no veamos a nadie en particular. Hagámonos como universitarios la siguiente pregunta ¿qué estamos haciendo para que las cosas cambien? Yo les contesto ¡NADA! (o muy poco, para no herir susceptibilidades)  
Compañeros tanto en la calle como acá dentro de las Universidades nos vemos como un problema más y no como debe ser: como la solución. Los invito a convertirnos desde ya en parte fundamental de la solución, y para ello es necesario dejar de un lado la apatía e involucrarnos en la transformación. Primero discutiendo en los salones o en los pasillos las estrategias, para luego decididamente salir a las calles.
Hagamos el gran movimiento universitario. Somos cientos de miles y si contamos a nuestros familiares y amigos somos millones de ciudadanos que podemos presionar para que se produzcan los cambios. Si las universidades callan, no esperemos que los cuarteles griten.
Los ciudadanos ven a los universitarios como la voz. Sí señor como el accionar de la esperanza. Les pido no defraudarlos.
¡Que vivan los estudiantes; que vivan los profesores, que vivan los universitarios, que viva la Universidad, que viva Venezuela libre!

@pabloaure    

sábado, 19 de noviembre de 2016

El lastre del acuerdo MUD-PSUV


El lastre del acuerdo MUD-PSUV
Digan lo que digan, ese acuerdo MUD-PSUV le dio un rumbo diferente a la política venezolana. Hay que reconstruir (recalcular) el discurso. No soy un franco tirador, me considero un espontáneo opinador. Me duele que una inmensa mayoría de ciudadanos haya sido víctima de falsas esperanzas.
Las críticas vienen del corazón (de mis sentimientos y de la razón) no de las vísceras, como si estoy seguro salen los reclamos de quienes intentan refutar nuestras observaciones. Llegará diciembre en un mar de incertidumbres por lo que nos deparará el 2017. Un diciembre triste, sin medicamentos ni comida, con melancólicos aguinaldos mientras algún familiar de cientos de venezolanos  está agonizando por la falta de insumos en nuestros centros hospitalarios.
Los invito a tener fe pero también a sacar de donde sea, el ánimo necesario para sobreponerse a la decepción. Es la única manera para poder luchar contra la resignación de continuar sometidos al empobrecimiento por cada hora que pasa.
No es hora de mostrar facturas, pero sí de reflexionar sobre lo que ocurre en esa mesa de dialogo -o de negocios-  y sobre los inexplicables motivos que llevaron a los negociadores a retroceder de la forma en que lo hicieron, renunciando a todo a cambio de nada (¿?). Preguntas hay muchas, el asunto es que las respuestas solo la tienen in pectore quienes negociaron en nombre de la oposición venezolana. Asumieron una representación traicionando el verdadero sentir democrático.
Por lo pronto, a seguir labrando nuestro futuro y a construir caminos de la esperanza, y eso, solo lo lograremos con perseverancia, coraje, sinceridad, dignidad y honestidad.
En el camino se desechan a esos que aprovechan los momentos para asegurar su individual futuro con la contraprestación de intentar hipotecar el bienestar colectivo. Se equivocan aquellos trúhanes “vendedores de espejitos” porque en Venezuela tenemos suficientes y corajudas reservas morales  que serán las encargadas de asumir el timón para retomar el rumbo libertario.
Los que intentan negocian nuestro porvenir tengan la seguridad de que naufragarán por la pesada carga de su hipocresía y su demagogia.
¡Que viva Venezuela libre!        

Apretado abrazo amigos. La libertad de Venezuela la debemos asumir como un COMPROMISO CIUDADANO
@pabloaure

lunes, 14 de noviembre de 2016

El Diálogo difícilmente solucionará la crisis

En opinión de Francisco Bello, Presidente de Encuestadora Pronóstico, el diálogo, tal y como está planteado, difícilmente traerá una salida a la crisis; por el contrario, agudizará el descontento que ya existe por ambos bandos dejando al grueso de la población sin liderazgo, lo que, aunado a la desesperación producto de la crisis económica y social, se convierte en caldo de cultivo para una explosión popular.
El analista explica que el diálogo no tiene suficiente legitimidad, porque quienes están sentados discutiendo el destino del país escasamente representan, sumados, a menos de la mitad de los venezolanos. Esto, teniendo en cuenta que el PSUV no llega a 20% en ninguna encuesta; sólo 1 de cada 3 opositores se identifica con los partidos que conforman la MUD y estos quisieran ser representado por sus jefes políticos: " Esperaban ver sentados a Henry Ramos, Julio Borges, Maria Corina Machado y por qué no, al propio Leopoldo López".
Por otra parte Bello considero que existen argumentos suficientemente claros que demuestran incongruencias de fondo que torpedean el diálogo como herramienta democrática y es que “Quienes acuden por el Gobierno son representantes del Ejecutivo y el compromiso de hacer elecciones en Amazonas involucra a otros poderes y la convocatoria es de exclusiva competencia del CNE ” aseguró.
En este sentido añadió que para el reconocimiento de la AN “habría que echar para atrás una sentencia del TSJ y la posibilidad de soltar presos que mantienen juicios abiertos es de los tribunales de la República".
Con esto, sentenció Bello, queda absolutamente claro que los poderes están supeditados al ejecutivo y que este se compromete en su nombre sin ningún disimulo, razón suficiente para evidenciar una conducta al margen de la Constitución y una democracia en ruinas.
Finalmente, para el analista es necesario preguntarse si el Vaticano y los observadores internacionales se mantienen en un diálogo dando concesiones a un régimen confeso y si la oposición va a permitir al Gobierno seguir el juego de alargar los tiempos sin respuestas y salidas concretas a la inmensa crisis que vivimos; "dicho sea de paso, fue la misma estrategia con que fueron matando poco a poco el Revocatorio" sentenció.